¡Llegó el verano! El sol brilla, el cielo está despejado y después de la cuarentena, pasar más tiempo afuera es lo que todos queremos.

Pasar tiempo bajo el sol puede alegrarnos y ayudar al cuerpo a producir vitamina D. Sin embargo, lo rayos solares pueden ser dañinos para tu piel, desde acelerar signos de la edad hasta causar enfermedades. Lee más de esto aquí.

En APoEM, nos importa tu piel tanto como a ti. Es necesario protegerse durante todo el año, pero incluso más en verano. ¡Sigue estos consejos para estar seguro bajo el sol!

Cúbrete

A este punto, creemos que todos ya deberían saber lo importante que es usar protector solar a diario, pero te lo volveremos a recordar. Incluso en días nublados, aplica una generosa capa de protector de al menos FPS 30. ¡Recuerda volver a aplicar cuando sea necesario!

El sol es más intenso entre las 10 y 14 hs. Si debes salir a esta hora, evita estar expuesto al sol y usa ropa protectora.

Habiendo mencionado eso, algunas telas o materiales son resistentes a los rayos UVA y UVB. Los sombreros son tus mejores amigos, ¡incluso si tu cabello está espectacular! Las gafas solares protegen la delicada piel al rededor de los ojos.

En cuanto al estilo de vida

Los hábitos saludables siempre son recomendables, no solo cuando buscas protegerte del sol.

Una buena costumbre es la de revisar tu piel constantemente. Fíjate en tus lunares y mantente alerta de algún cambio en pecas o marcas de nacimiento.

Evita las camas de bronceado. Pueden parecer una opción más saludable que el sol, pero producen rayos UVA dañinos.

Como siempre, practica una rutina de cuidado de la piel completa que se adapte a tus necesidades. Ten en cuenta que esta debe cambiar con la estación. En verano es mejor usar un limpiador suave y una buena crema hidratante.

Al cuidar a tu familia, protege a tus hijos según sus edades. Los niños menores a seis meses no deben usar protector sola, cúbrelos con ropa adecuada y sombra.

Protejámonos y disfrutemos este verano fuera de casa pero sin preocupaciones.