El embarazo es una etapa de muchos cambios hormonales, vasculares, e inmunológicos, y la piel es una de las zonas más sensibles del cuerpo de una persona embarazada.

Hay varias condiciones que debes querer prevenir o atenuar al estar embarazado. Aquí hablaremos de las más comunes y te enseñaremos como despedirte de ellas.

Los cambios

Las estrías son uno de los mayores problemas a los que temen los embarazados. Desafortunadamente, las cremas hidratantes no son capaces de eliminar las estrías, pero sí pueden mantener a la piel hidratada y eslastizada para prevenir su crecimiento. Por esta razón, lo mejor que puedes hacer es evitarlas desde el principio.

Usa productos con centella, aceite de trigo, o aceite de rosa mosqueta, para regenerar, proteger e hidratar la piel desde un nivel dermoepidérmico. En el caso de que ya presentes estrías, puedes proceder a tratarlas médicamente.

Es completamente normal que tu tipo de piel cambie, podrías notar resequedad o al contrario, mayor producción de lípidos. Es importante que notes estos cambios mientras ocurren para que puedas adaptar tu rutina a ellos.

Por otra parte, al rededor del 70% de las personas afirman que durante el embarazo, sufren hiperpigmentación en algunas zonas de la piel. Puedes tratar esto con cremas despigmentantes o aplicando menos o más protección solar. Una vez que tu embarazo haya terminado, la pigmentación volverá a la normalidad más rápido.

Otro problema que podrías presentar es prurito (o picor). Para evitar esto, asegúrate de mantener tu piel hidratada, de evitar fragancias, y prevenir los baños calientes o las duchas largas. Si sufres de esto, busca leches corporales que ayuden con la hidratación y la elasticidad. La emulsión de aceite de oliva con agua de limón y mentol ha mostrado buenos resultados.1

Estamos aquí para ayudar

El embarazo puede ser difícil, pero cuidar de tu piel puede hacerlo más llevadero. Después de todo, el resultado vale la pena.

Asegúrate de ver nuestros productos aptos para el embarazo, y descubre por qué algunos productos no son aptos. Si tienes más preguntas sobre el tema o si no cubrimos tu condición, envíanos un correo electrónico a apoem@sepai.eu o escríbenos en nuestras redes sociales.

 

1 “Manejo del prurito durante el embarazo”, J. I. SÁNCHEZ-MÉNDEZ, M. J. LÓPEZ-RODRÍGUEZ. Pg 22